KERABI

Somos una empresa comprometida con el cuidado del medio ambiente. Nuestra labor es recoger un residuo altamente perjudicial para el medio ambiente, algo tan cotidiano como el aceite usado de fritura.

Aunque resulte extraño que un alimento que hace unos minutos nos servía para cocinar, sea contaminante para el medio ambiente, pero la explicación es fácil de ver, el aceite flota sobre el agua formando una película que no deja pasar el oxígeno y los rayos del sol y matando con ello la vida marina.

Nuestra labor no termina en la recogida, sino que buscamos una segunda vida al aceite usado, enviándolo a plantas donde lo convierten mediante un complicado proceso, en biodiesel de segunda generación, biodiesel producido a partir de un alimento convertido en residuo, que ya se ha utilizado con otro fin, cocinar.